ADIÓS AL PADRE GABRIEL GUARDA

Reconocido en 2003 con el Premio Bicentenario y en  2018 con el Premio Corporación Patrimonio Cultural de Chile, categoria personas, ambos galardones otorgados por nuestra Corporación, el Padre Gabriel Guarda, fallecido el pasado viernes 23 de octubre a la edad de 92 años, ha sido un amigo y guia desde nuestra fundación.

Hombre clave en la gestión y el pensamiento en torno al patrimonio cultural en nuestro país, Arquitecto, Premio Nacional de Historia, nacido en Valdivia en 1928, Fernando Guarda Geywitz ingresó en 1947 a la escuela de arquitectura de la Universidad Católica, desarrollando, paralelamente su pasión por la investigación histórica. En su trayectoria se cruzan la historia de la Colonia y la República, el urbanismo y la historia social regional, especialmente del sur de Chile.

En 1952 publica su “Historia de Valdivia (1552-1952)” . Seis años más tarde, y tras un viaje a Europa que fue clave en su formación tanto sobre urbanismo como sobre patrimonio arquitectónico, se titula como arquitecto e ingresa a la Orden Benedictina, en donde se ordenó como sacerdote a la edad de cuarenta años, recibiendo el nombre de Padre Gabriel.

En ese momento retoma su pasión por la historia, tras diez años de formación como sacerdote durante los cuales se dedicó a los estudios de teología y filosofía. Ingresa a la Universidad Católica donde enseña historia a alumnos de teología y arquitectura.  Contínuó su investigación sobre la historia urbana y social de la población austral chilena, especialmente de su ciudad natal Valdivia. Publica, entre otros artículos y libros, su “Historia Urbana del Reino de Chile”. En 1984 recibe el Premio Nacional de Historia.

Dentro de su enorme producción bibliográfica destacan también:  Historia urbana del Reino de Chile (1978), Los encomenderos de Chiloé (2003), Iglesias de Chiloé (1984), La nueva historia de Valdivia (2000), La tradición de la madera (1995), El arquitecto de la Moneda Joaquín Toesca, 1752-1799: una imagen del imperio español en América (1997) y su monumental estudio sobre la sociedad en Chile austral antes de la colonización alemana.

Junto a la Corporación Patrimonio Cultural de Chile, en 2008 publica “Monumenta Cartographica Chiloensia”, con el apoyo de Larraín Vial y la Ley de Donaciones Culturales y, en 2010 “Monumenta Cartographica Valdiviense”

Participó en diversos proyectos patrimoniales como la construcción de la Catedral de Valdivia y la capilla del Monasterio Benedictino.  En 2004 recibe el Premio Conservación de Monumentos Nacionales (2004)